ROBERTO MACÍAS

Created with Sketch.

Roberto Macías, una víctima de un sistema que caza a alertadores de corrupción.

El sindicato pide que sea condenado a 4 años de cárcel, acusado de destapar la contabilidad interna y el presunto fraude de las facturas falsas de UGT.

Roberto Macías, el exadministrativo de la federación andaluza de UGT y testigo crucial en destapar la trama de facturas falsas de la cúpula de UGT en Andalucía, se ha convertido en una víctima de un sistema que desampara a alertadores de corrupción. El sindicato pide que sea condenado a 4 años de cárcel, acusado de revelar las vías de financiación ilegales del sindicato hermano del PSOE.

La historia en sí es grotesca:ser denunciado a consecuencia de destapar la corrupción. Roberto Macías trabajó en el departamento de compras de UGT desde el año 2006 hasta el 2012. Según sostiene la Fiscalía, el administrativo se descargó archivos confidenciales que sirvieron para arrancar la investigación de un juzgado de Sevilla que escruta la legalidad de dinero invertido en ayudas a la formación. Lo que Macías no imaginó es que su papel como testigo y en plena colaboración con la Justicia provocaría que UGT en represalia a la prueba testifical presentara una querella criminal por delito de revelación de secretos.

 

ENTRADAS DE ROBERTO MACÍAS

LA JUSTICIA CONTRA LOS JUSTOS

Una «INJUSTICIA» en toda su esencia, éste es el caso de la Justicia contra Roberto Macías, en que por muchas vueltas que se le de y muchos retorcimientos de la ley que se hagan, la injusticia con él es de una evidencia aplastante. Vergüenza de un estado democrático que utiliza las leyes torticeramente a favor de la corrupción.

A JUICIO UGT ANDALUCÍA

En la lucha contra la corrupción vivimos momentos kafkianos y extremadamente injustos para los que sufren en sus carnes las represalias por destapar irregularidades, tal y como es el caso de Roberto Macías, que alertó de las irregularidades de UGT Andalucía en el caso de las facturas falsas.

Pero más kafkiano todavía resulta cuando la presunta corrupción se advierte en el desarrollo del trabajo, donde el pasar por alto la irregularidad implicaría el ser connivente con la misma y con el posible delito cometido.

ENTREVISTA A CÁNDIDO MÉNDEZ

Risto Mejide entrevistaba al ex líder de UGT Candido Méndez sobre el caso de corrupción de UGT-Andalucía, de las facturas falsas con las cuales desviaba subvenciones de cursos de formación, ante lo cual yo misma recomendaría a Risto que mejor entrevistara al trabajador que alertó del presunto fraude de este sindicato, por lo cual la propia UGT se querelló con él por destaparlo y acusándole de revelación de secretos, ya que el defender esa querella del sindicato contra el trabajador, demuestra la preferencia de UGT de continuar con su corrupción antes de que se investigue a los responsables y se devuelvan los fondos defraudados.

LA FAMILIA TAMBIÉN SUFRE

El padre de Roberto Macías, Marco Antonio Macías, de 73 años, desde México y en un vídeo difundido por las redes sociales, solicitaba apoyo para su hijo y se lamentaba del castigo injusto que estaba recibiendo en España:

«pedía a los españoles, que acompañen a su hijo, que reside en Sevilla con su mujer y dos hijos pequeños, en el juicio que se va a celebrar este jueves en el Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla. Lamenta que «un sindicato corrupto, la UGT, le está robando la vida con un injusto proceso penal» y lo «quiere meter en la prisión». Así mismo mostraba su pesadumbre por que se quiera «condenar» a un padre de familia «ejemplar y honesto» a «una vida de exclusión y miseria». Esta organización, asegura, «persigue al único hombre que ha colaborado con la Policía y que destapó su repugnante corrupción»