JUSTICIA

Created with Sketch.

¿PARA CUANDO LA FISCALÍA EUROPEA?

Ante la pasividad y lentitud de la justicia en la lucha contra corrupción que se refleja en la inmensidad de casos que se archivan y/o prescriben, los denunciantes y alertadores de corrupción, y en general las personas honestas, esperamos atentamente la puesta en marcha de la Fiscalía Europea, y con ello poder ver cumplido plenamente nuestro derecho constitucional a denunciar, que en un Estado de Derecho debe culminar con el procesamiento de los corruptos y la reposición de los daños de todo tipo causados, tanto en la vía penal como en la administrativa.

Este artículo de síntesis, elaborado con base a información de webs institucionales y jurídicas varias, y en continuo proceso de actualización y completado, resume aspectos relevantes de la Fiscalía Europea desde su creación hasta su próxima puesta en marcha, prevista para finales del presente año.

ESTRATEGIAS CONTRA LA CORRUPCIÓN

Cada país requiere unas medidas distintas. Las medidas descritas en la presente sección son necesarias, pero no son exhaustivas ni garantizan la erradicación de la corrupción por sí solas (Estas medidas se recomiendan regularmente en las evaluaciones por homólogos llevadas a cabo por el Grupo de Estados del Consejo de Europa contra la Corrupción (GRECO, por sus siglas en inglés), la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC, por sus siglas en inglés) y la OCDE)

PROTECCIÓN DENUNCIANTES UE – PRIMERA INICIATIVA

La primera iniciativa de protección de denunciantes de corrupción surgió en Irlanda y Reino Unido en 1998 con la «Public Information Disclosure Act –Ley de divulgación de la información pública-, cuyo objetivo era preservar el interés público protegiendo a las personas que revelaran información de irregularidades en el lugar de trabajo, que no se limitaban a la corrupción, para lo cual la Ley ofrecía también un buen modelo a seguir en el sentido de su enfoque por pasos, pues animaba a remitir quejas/denuncias internas o externas, si era posible internas a los reguladores en primer lugar, y con divulgación más amplia externa cuando se justificaba la exigencias de mayor nivel de justificación.

PREVENCIÓN DE LA CORRUPCIÓN

La prevención es un pilar fundamental en la lucha contra la corrupción, por lo que muchos EEMM han establecido normas e instituciones específicas de prevención y para reforzar la integridad en el sector público. Las medidas preventivas han de contar con un diagnostico previo de riesgos y debilidades del sistema, concebirse específicamente para los problemas a remediar, utilizarse cuando exista una necesidad real y realizarse un adecuado seguimiento, si se quiere que se no conviertan en un mero ejercicio burocrático formalista con escaso efecto sobre la incidencia de la corrupción. Las medidas preventivas no deben fragmentarse para evitar que pierdan conexión con la estrategia global, como por ejemplo la formación debe acompañarse de reformas de la función pública que incorporen la contratación en función de méritos o la rotación del personal en puestos sensibles.

MEDICIÓN DE LA CORRUPCIÓN

Para diseñar una estrategia de lucha contra la corrupción es esencial conocer el nivel y las formas que adopta en un país determinado, los sectores de alto riesgo y los factores que la favorecen. La recopilación de datos fiables de niveles de corrupción constituye un reto particularmente difícil, habida cuenta de que la corrupción se extiende precisamente allí donde pasa desapercibida. Las estadísticas oficiales comparables a escala transnacional sobre delitos de corrupción son escasas. A escala UE, la recopilación exploratoria de estadísticas llevada a cabo por la Comisión en 2015 puso de relieve numerosas diferencias entre los EEMM, por lo que se refiere a la definición de los delitos, los indicadores disponibles y la metodología utilizada en el registro de los datos.